Un disfraz para dos

Pin It

He recuperado de entre mis fotografías, ésta de mis hijos disfrazados. Hace más de dieciseis años que se pasearon por el barrio con este aspecto, y ganaron los dos concursos de disfraces que se habían convocado en la urbanización!

Al pequeño, que tenía el pelo rubio platino, no había quien le reconociera con la peluca rizada y todo pintado de negro y la exploradora aceptó divertida su papel con la condición de que la soltaran de la cuerda de vez en cuando.

Realizar este disfraz fue rápido, fácil, y barato. Os cuento cómo lo hice :Para la exploradora sólo hizo falta comprar el “salacot” en una tienda de disfraces. El resto del atuendo: botas, medias y pantalón corto eran parte de su guardarropa, y el chaleco y los prismáticos los conseguimos prestados de un amigo cazador.

Al negrito lo pintamos entero con un tinte especial para piel, que también conseguimos en la tienda de disfraces  y le colocamos una peluca rizada.

El taparrabos es un trozo de piel de un viejo abrigo de conejo que está cosido directamente sobre un calzoncillo.


El escudo está hecho con cartulina y pintado con rotuladores de colores y para la lanza utilicé una caña recogida del campo.

Ya veis que no tiene grandes complicaciones, pero el resultado es un disfraz muy divertido y bastante original.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Pin It

Si te gusta esta manualidad te gustará:

4 respuestas a “Un disfraz para dos”

  1. Cattya dice:

    ¡¡Chulísimo!!

    Y bien guapos los modelos :D

  2. Sara dice:

    jajajajaja, que grande Jimena!!
    Es un disfraz super chulo, eso si, más de verano que de Carnavales, por eso del frio.

  3. rocio dice:

    Espectacular, como ves he tardado en entrar, ya sabes que no suelo tener mucho tiempo. Pero lo he conseguido. Me ha gustado y hay ideas para todo tipo de gustos.

    por cierto, aprovecho para darte las gracias por el poco pero muy bien aprovechado tiempo que has trabajado conmigo, después de alguna experiencia pensaba que no había gente profesional y sobre todo con ganas de trabajar, que estabamos en un mundo de ¿quién hace menos? pero me equivocaba todavía hay gente como tú. Me hubiese gustado tener más tiempo para aprender de ti. GRACIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *